“Verde que te quiero Verde” por Ayelén D’ Angelo.

Verde que te quiero Verde.

PH: ApieceofanuniversE.

Como este otoño que huele a viento verde… ¡Vente verde,
verde que te quiero verde… lleno de esperanzas y con buena
estrella!

La vida se trata del deseo continuo, de cosas tangibles
o intangibles. Son premisas universales y ancestrales
que vamos tratando de adquirir conforme avanza el calendario.
Nos acompañan las noches largas y el tiempo estacional.
El viento no solo se puede sentir en la piel, se puede ver y oler.
A veces es limpio, arrastra flores lilas y trae piel color bronce.
El viento viene con todas las cosas que van a pasar transcriptas
en un papel, porque los sueños hay que planearlos despacio y
con hechos antes que pasen. El aire conspira y los devuelve
en actos. ¡Ojo! Los malos pensamientos no hay que expresarlos
a viva voz. El universo escucha y puede ponerlos en práctica.
Los pájaros vuelan lento, y los arboles siguen de pie, aunque
algunos también muere de esa forma. Las golondrinas se
marchan en sus after hours, alineadas e implacables ¿Qué
pasa si uno toma de nuevo, la mano de su padre? Para
caminar cuesta arriba, para volver a creer por un rato en la
inocencia de la vida y su gente. A pesar de ser la noche más
larga del año, trae vientos huracanados, los veo por la ventana.
Sí, los siento en la punta de mis dedos y en mis manos moradas.
Ahí están los ojos llenos de sueños y cálidos, preguntando
¿Cómo fue? ¡Cómo ocurrió! Los ojos iluminan siempre, traen
las respuestas suaves y palabras fuertes, que no te prometen
ninguna verdad revelada. Un amigo me envía una cometa
desde su casa en el Abasto. Es increíble, pero el viento desde
mi ventana hoy, es de colores… de melodía sonante y constante.
Como este otoño que huele a viento verde… ¡Vente verde,
verde que te quiero verde… lleno de esperanzas y con buena estrella!

“Piel color piel, tatuado el corazón.
Con alma verde y pura.
Ya ha corrido mucha agua debajo del puente,
Me sobra y no me falta inspiración.
Puede ser que suene muy afinada
es que me afina el corazón de mi guitarra.
Vamos hoy a levantar la copa del amigo,
necesito estar lo más cerca que pueda de vos
de sentir y desear. Sé que sí: ¡Se puede ser feliz!
¡Vente Verde! ¡Verde que te quiero Verde!
En el mes de la bandera, el mundial y los amigos.
En el mes de junio de la amistad y el día del padre.
Aur voir ¡una sonrisa por todo!

You must be logged in to post a comment Login