“Mayo” por Ayelén D’ Angelo de su Libro “¿Quién es quién en la tormenta?”

Mayo

“La magia de lo trascendente”

*Por Ayelén D’ Angelo.

Mayo:

Es el quinto mes del año, y el número cinco siempre me
ha llamado la atención.
La importancia en mi vida del número cinco, proviene
de mi curiosidad y del estímulo que recibí estudiando la
carrera de Bellas Artes; aprendí de las propiedades de este
número maldito.
En la antigüedad era considerado demoníaco. ¿Alguna
vez te preguntaste por qué el “Pentágono” se llama así?
Claro, obvio; tiene que ver con todo lo que estoy relatando.
En el alfabeto español la quinta letra corresponde a la letra
“E” de Éxito.
Épsilon (E) (literalmente e breve) es la quinta letra del
alfabeto griego.
Si estudiamos el origen de la letra E = “Humano”.
La letra E es el sonido protosinaítico Heh, el sonido de la
respiración, simbolizando el alma o espíritu humano1. Y su
representación simbólica es el esquema de un humano de
brazos abiertos. Imagínate los dibujos de un hombre que hace
un pequeño de cuatro añitos, es decir un círculo, un palito
para abajo (el tronco) dos palitos para arriba (los brazos) y
otros dos para las piernas. Si se toma solo la cabeza y los
brazos (imaginándose a los brazos doblados hacia arriba
formando un ángulo de 90º, perpendicular al hombro y con
un poco de imaginación, se obtiene la letra E.
Los fenicios fueron el pueblo que inventó la escritura
alfabética. La escritura protosinaítica del siglo XIX a. C. no
es precedente del alfabeto fenicio del siglo VII – XVI a. C.,
sino un desarrollo paralelo al convencional.
Girándola hacia la izquierda, el palito del medio sería la
cabeza y los extremos serían los brazos.
El pentágono tiene cinco vértices y el polígono de cinco
lados recibe el nombre de pentágono.
El pentágono regular tiene algunas propiedades curiosas
como que la razón, entre la longitud de su diagonal y la
longitud de su lado; da como resultado el número áureo.
Conformando una estrella de cinco puntas dibujada con cinco
tramos rectos. Que fue tomando un valor místico propio. En
algunas culturas representa la pureza y la perfección,
mientras que en otras; es un símbolo asociado a lo demoníaco
e imperfecto.
También es el antecesor del seis, valorado por serun
número perfecto.
En esta figura pentagonal, se contienen todas las figuras
geométricas conocidas hasta ahora; el círculo, el cuadrado y
el triángulo. Que tiene una concepción áurea dominada por
el número de oro F (Fi)= 1,6180. De allí que el arte se regía
por ello. La medida que provee la más alta exactitud del
equilibrio que rige al ojo humano.
He decidido presentar mi libro el mes de mayo, porque
además de ser el quinto mes, trae la carga de las tormentas
de otoño. Un mes que retoma mi melancolía de escritora.
Me rememora las nubes de la infancia, al cuerpo de niña
jugando con hojas secas en el patio de mi casa de Esquel, a
los collage en los que coloreaba mis cuadernos y a descubrir
palabras, letras y canciones que me despertaron a la vida.
Mayo me acerca a mi fascinación por los peces de Piscis
y a mi fantasía de alguna vez convertirme en una nereida,
hilando telas preciosas entre las hojas de los árboles que caen
en mayo y oyendo música, surgiendo entre las aguas de
cuando en cuando; para danzar y bailar con mi corazón
agitado; mi legado de mar.
En ese mar de la vida, a los cinco años; viví mis primeros
otoños, en los que descubrí y vi por primera vez mi planeta,
gobernado por mí. Y al que yo transformé con el correr de
los años, en un paseo de domingo. Es mi sitio elegido para
esconderme de todo. Dentro de él. Y desde allí mirar, mientras
leo o escribo, al que mira la vida mientras canta o cocina, al
que mira la vida mientras camina, al que mira la vida porque
espera y sabe esperar. Y sabe sujetarse a un planeta, grande,
espeso y en llamas. Colorado como la sangre. Esperando que
los días pasen y los vientos de otoño traigan nuevos bríos en
las vidas, para borrar las tempestades de la tormenta.

Mail: dbanoticias@gmail.com

@dbanoticias.com

You must be logged in to post a comment Login